Cerrar procesos o aplicaciones bloqueadas en Linux

Existen varias maneras de forzar el cierre cuando en Linux una aplicación no responde.


Método 1

Lo primero es abrir una terminal de texto.

Si el equipo no responde, siempre podemos pasar al modo consola pulsando Control + Alt + F2.

Escribimos:

ps -A

Con esta orden, nos deberá aparecer una lista de todos los programas que están activos en ese momento. Buscamos el que queremos cerrar y nos fijamos en los numeritos que le acompañan (el PID).

Si la lista de procesos en ejecución es muy larga y nos cuesta dar con el correspondiente PID (algo que francamente no creo que pase), siempre podemos filtrar los resultados que nos muestra la orden ps con la orden grep (lo que aprende uno leyéndose la ayuda y la documentación de los diferentes comandos). De esta manera nos enseñará únicamente el PID exacto del programa que queremos cerrar:

ps -e | grep nombredelprograma

A continuación escribimos:

kill PID

(donde pone PID deberemos poner los números que digo arriba que aparecerán acompañando al nombre de la aplicación que queremos cerrar).

Con eso ya habremos "matado" la aplicación.


Una vez cerremos el proceso y terminemos nuestra andadura por el modo consola, volver a la interfaz gráfica es tan sencillo como pulsar a la vez Control + Alt + F7.


Método 2

Cuando la aplicación se queda bloqueada pero el equipo sí responde, podemos abrir una terminal de texto y escribir:

xkill

El puntero se convierte en una cruz y si haces click sobre la ventana o la aplicación que quieras, se cierra. Esto es equivalente a colocarnos un acceso directo en la barra de tareas a la herramienta "forzar cierre" que hace exactamente lo mismo.


Método 3

Si el equipo nos lo permite, siempre tenemos la opción de ejecutar, también desde una terminal, el monitor del sistema de Gnome:

gnome-system-monitor

desde donde podremos cerrar cualquier programa en ejecución.


Método 4

Por si todo lo de antes te parece demasiado tedioso, siempre podemos probar a valernos (cuando la situación lo permita) del típico Control + C o Alt + F4.

Con suerte, nuestro escritorio será liberado del programa que lo bloqueaba. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 comentarios:

  1. Anónimo dijo:

    esta bien saberlo,pero menos mal que en Linux casi nunca se bloquea una aplicación

    Un saludo

  2. Anónimo dijo:

    yeah
    yeah
    chido
    chido

  3. Jabba dijo:

    Curioso comentario.

  4. Anónimo dijo:

    jajaja a mi si se me blokean las aplicaciones en el linux!! jejeje Gracias.. n.n

  5. Courage dijo:

    Una cosa que está clara es que en las distros de verdad (no la de Mark) las aplicaciones se bloquean por nuesta culpa, porque no le damos tiempo (cosa que me pasa a menudo porque mi PC es bastante limitado y con KDE) o porque tocamos algo y nos lo cargamos. Así que calma nenes, que el sistema no es inestable.

    Quería decir esto porque una de las cosas que se dice de Linux es que no se bloquean los programas, no suele pasar pero esto no es cierto, solo que suele ser culpa nuestra

    Por otra parte yo lo hago de otra manera

    killall programa

  6. Anónimo dijo:

    Pues sí se bloquean. Precisamente he entrado porque estaba buscando desde un Mac (que por cierto no se me ha bloqueado todavía) como desbloquear opensuse. Se me ha bloqueado mientras movía ficheros de un disco externo a otro, y no es capaz de entrar en modo consola así que procederé a las bravas, confiando en que no se haya perdido nada por el camino.

    Es cierto que no se bloquea tanto como windows, de hecho seguramente no podría instalar ninguna de las últimas versiones del mismo, pero tampoco hay que mitificar tanto ningún os. Al final todos son vulnerables y fallan. El matiz está en que mientras windows falla por una cosa por la que pagas, linux falla menos por algo que es gratis, o casi.

  7. Excelente gracias. Nadie lo podria haber explicado mejor...bueno, excepto Emiliano

Deja tu comentario:

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas de civismo serán eliminados sin previo aviso ni piedad.

Bajar inicio