Pillars of Eternity, el heredero espiritual de Baldur's Gate para OSX y Linux

Hablar de Baldur’s Gate es hablar del gran clásico entre los clásicos de los juegos de rol computerizado. Su legado y su influencia están muy presentes en gran cantidad de los títulos que conforman el panorama del videojuego actual. Un juego con una profundidad, libertad y capacidad de personalización nunca vistas hasta entonces. Un juego que muchos tenemos como uno de los mejores -sino el mejor- RPG de la historia.


Quince años después Pillars of Eternity pretende devolvernos la magia, la ambientación, la jugabilidad y esa aura cautivadora y mítica propia de los grandes clásicos del género; un deleite para los sentidos de los veteranos en los juegos de rol y una experiencia inigualable para los recién llegados. Me han bastado unas semanas perdiéndome virtualmente por el mundo de Eora para confirmar que Pillars of Eternity es la oportunidad de volver a revivir un JUEGAZO infinity engine de corte clásico como los de antaño. Un juego que rezuma a Baldur's Gate del bueno por los cuatro costados. ¿Y sabéis lo mejor? Con versiones nativas para OSX y... ¡Linux!

Las mentiras sobre las descargas en Internet

Hasta qué punto el miedo infundido por los medios de comunicación tras los mediáticos cierres de Megaupload o SeriesYonkis (por mencionar dos de los más conocidos de los últimos años) había calado en la sociedad era algo que hasta hace relativamente poco tiempo no había empezado a percibir. Haber escuchado recientemente cosas como "qué pena ya no poder descargar series" o "yo no me arriesgo a descargar una película por si me pillan" me ha tocado la fibra. Y es que me resulta especialmente llamativa la sorpresa que causa en algunos amigos la noticia de que aún hoy (y esperemos que hasta el fin de la era digital) en España sigue siendo posible descargar música, películas o series desde Internet. Y lo más importante: no es sólo que sea posible; es que es perfectamente LEGAL.


Es cierto que cada vez es más difícil encontrar páginas de enlaces de descarga directa y visualización online (siempre quedará el P2P con BitTorrent a la cabeza), pero es aún más cierto que en nuestro país se cuentan muchas mentiras y medias verdades sobre las descargas en Internet. Con este post mi propósito es aclarar algunas de ellas.

De por qué no tengo un iPhone y otras consideraciones

Resulta absolutamente imprescindible comenzar diciendo que faltaría más que ni yo ni nadie tenga que justificarse por tener el teléfono, el ordenador, los calzoncillos o el sombrero de copa que le plazca. También me gustaría aclarar que, aunque en el título hago referencia directa al iPhone, el siguiente manifiesto es igualmente aplicable a otros terminales de alta gama, con independencia de la marca que sean.


La idea de escribir este artículo se empezó a fraguar en mi cabeza tras una distendida discusión con amigos en la que tuve que esmerarme en argumentar el por qué un empedernido usuario de OSX como yo veía estúpido pagar una ingente cantidad de dinero por un teléfono de Apple. Y digo empedernido porque durante los últimos diez años he tenido varios Macbooks, iPods e incluso tabletas de la marca de la manzana. Perfectamente podría pasar por un "Apple victim" sino fuera porque -oh mon Dieu!- NUNCA he tenido un iPhone.

¿Cómo seguir la Copa América a través del smartphone?

El balón echó a rodar el pasado 11 de junio por la Copa América y tal vez más de uno no esté al corriente de ello en España por la diferencia horaria con respecto a Chile, sede del torneo, y la imposibilidad de ver los partidos en abierto, al contar Canal Plus con los derechos televisivos. La solución puede estar en las distintas aplicaciones disponibles para Android y iOS.

Elementary OS

Hay que reconocer que una de las grandes virtudes de Linux es la gran variedad de distribuciones disponibles. Hay tantas entre las que elegir que perfectamente podríamos encontrar una para cada uno de nosotros, sólo hay que saber cuál escoger en función de nuestras necesidades. Distribuciones preparadas para "resucitar" ordenadores antiguos; distribuciones atractivas, sencillas y pensadas para todos los públicos; distribuciones preparadas para el ámbito científico e incluso distribuciones dignas del más exigente de los hackers. El catálogo de opciones es casi interminable.


De hecho hay tantas distribuciones entre las que escoger que es relativamente común en el mundillo esa "costumbre" de cambiar de sistema casi con la misma frecuencia que se cambia uno de calzoncillos. Y aunque a estas alturas ya no pruebo tantas como me gustaría, tengo que admitir que me he dejado seducir por una distribución por la que sentía especial curiosidad, en gran parte por culpa de todas las cosas buenas que llevo leyendo de ella desde hace tiempo. Me estoy refiriendo, como reza el título del post, a elementary OS.

El gran mapa del mudo Linux

De la mano de Dedoimedo os traigo estas divertidas versiones del mapa del mundo Linux que podemos emplear, por ejemplo, como fondo de pantalla para decorar nuestro escritorio.


El autor deja claro que el mapa no representa, en ningún caso, la cuota de mercado real o la popularidad de ninguna de las distribuciones. Es sólo una interpretación muy personal y ocurrente de cómo ve las cosas en el mundillo linuxero.

También explica que el desarrollo de la segunda versión del mapa (bajo estas líneas) se fraguó basándose en las ideas y comentarios que recibió de la comunidad de usuarios tras el éxito del primero.

La hora del planeta 2015


Cada año, como símbolo de lucha contra el cambio climático, WWF invita a ciudadanos, ayuntamientos, empresas y demás colectivos a apagar la luz durante una hora. Es la "Hora del Planeta", una acción mundial de la que seguramente hayas oído hablar en ediciones anteriores, ya que suelen darle cobertura en prácticamente todos los medios de comunicación. De hecho en el blog ya me hice eco de la que fue su segunda convocatoria hace ya 7 años, y desde entonces ha logrado la participación de más de 7.000 ciudades y pueblos de 160 países, miles de empresas, centros educativos y entidades que suman su voz para demostrar que un futuro basado en las energías limpias es posible.

Bajar inicio