El porqué de la demanda de HispaLinux ante la Comisión Europea contra Microsoft

Muy comentada fue la noticia aparecida hace unas semanas acerca de la queja formal -ratificada, corregida y ampliada en los últimos días- presentada por Hispalinux, una de las mayores asociaciones de usuarios y desarrolladores de Linux en España, ante la Comisión Europea contra Microsoft.

¿El motivo? La dificultad que en principio representa para los usuarios modificar o cambiar Windows 8 por Linux (o cualquier otro sistema), en aquellos equipos donde el nuevo sistema operativo de Microsoft viene preinstalado.


En la demanda, Hispalinux defiende que Windows 8 contiene un "mecanismo de obstrucción" llamado Secure Boot UEFI que controla la puesta en marcha del equipo y que definen como "una cárcel tecnológica para los sistemas informáticos de arranque... haciendo que la plataforma Windows de Microsoft sea menos neutral que nunca."

La informática parte de un principio fundamental y es el derecho del usuario al control completo de sus propios dispositivos informáticos.

El dispositivo Secure Boot de Windows 8 no garantiza esta libertad [...]. El consumidor adquiere un dispositivo informático cuyas posibilidades le han sido significativamente restringidas y sin serle advertirdo.

A pesar de que Microsoft permite la desactivación de Secure Boot o la "alteración" de bases de datos clave, el proceso para realizar cualquiera de estas dos acciones excede las competencias que uno espera de un usuario medio.

Además, esto solo aplica a equipos de arquitectura x86. La certificación de Microsoft prohibe expresamente cualquier desactivación o modificación para equipos con chipsets ARM. Los ordenadores con ARM se están generalizando cada vez más [en tabletas, smartphones...], y no es ningún secreto que dentro de unos años reemplazarán muchos nichos que ahora están dominados por la tecnología Intel."

La demanda resume además en varios puntos la forma en la que, según Hispalinux, Microsoft consigue un efecto anticompetitivo en el mercado con Windows 8:

1) Windows 8 provee a los fabricantes con un diseño por defecto consistente en que el Secure Boot viene con la exclusiva firma del sistema operativo de Microsoft y, en consecuencia, excluye, por defecto, todos los demás.

2) Para que un fabricante implemente condiciones de control del sistema de arranque respetuosas con los derechos de los usuarios, implica para el fabricante una importante inversión económica en desarrollo de software [...] algo para lo cual no tiene incentivos.

3) El Secure Boot de Windows genera incertidumbre en los desarrolladores de aplicaciones de otros sistemas operativos dado que cuestiona la supervivencia de plataformas distintas de Windows [...]. Como resultado, Linux y otros sistemas operativos han sufrido y continuarán sufriendo un daño irreparable causado por el sistema de Secure Boot de Microsoft."

La respuesta de Microsoft, a través de un comunicado oficial, no se hizo esperar:

UEFI es un estándar de la industria diseñado para mejorar la seguridad en los ordenadores. Estamos dispuestos a responder cualquier pregunta adicional, pero estamos seguros de que nuestra postura cumple la ley y ayuda a que los consumidores estén más seguros."


¿Pero en qué consiste el "arranque seguro"? ¿Tiene sólido sustento la demanda?


Pues en primer lugar habría que definir y aclarar qué narices es exactamente eso de "Secure Boot UEFI", y la definición que más me ha gustado buscando por la Red, ha sido la dada por la FSF:

Arranque seguro es cualquier esquema de validación de arranque en el cual el control último está en las manos del propietario del dispositivo, mientras que arranque restringido es cualquier esquema de validación de arranque en el cual el control último está en manos de un tercero.

Lo que Microsoft solicita ahora para los dispositivos x86 con Windows 8 iría dentro en la categoría de arranque seguro, ya que asumiendo que las OEMs se ajusten a los requisitos de Microsoft, el usuario debe poder deshabilitar el arranque seguro completamente, y también poder dejar el arranque seguro habilitado, pero con su propia elección de claves y binarios de confianza.

Leyendo el párrafo anterior detenidamente, uno puede pensar que en principio todo parece maravilloso, ya que cualquier sistema que cumpla con los requisitos de Microsoft es un sistema que respeta la libertad del propietario del ordenador para elegir cómo de restrictiva es la política de arranque de su sistema.

La realidad, y el punto donde se sustenta el grueso de la demanda de Hispalinux, es que la falta de una interfaz de usuario o formatos de clave comunes entre los proveedores de hardware hace muy difícil para los proveedores de sistemas operativos documentar los pasos que el usuario debe seguir para ejercer esta "libertad". A esto es exactamente a lo que se refieren cuando dicen aquello de "el proceso para realizar cualquiera de estas dos acciones excede las competencias que uno espera de un usuario medio" ya que se vuelve una tarea, realmente tediosa y complicada modificar o cambiar el sistema operativo del equipo.

Si a eso le sumamos que Microsoft aparece como la única autoridad de claves confiable, se le queda a uno una gran, y creo que justificada preocupación, en base a si Microsoft será igual de agresiva en poner en la lista negra sus propios productos que poniendo en la lista negra productos de terceros.

La cruda realidad y la conclusión que puede sacarse de todo lo anterior es que aquellos que argumentan contra el arranque seguro ponen en riesgo nuestra libertad de tomar una decisión personal sobre en quién confiar; ponen en riesgo nuestra capacidad de elegir.


Vía Reuters :: Gizmodo :: Matthew Garrett Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

  1. Hace pocos días compre una notebook. No había advertido que traía Secure Boot UEFI.
    Es un dolor de cabeza ingresar a la configuración de arranque para poder desactivarlo. Creo que perdí gran parte de una tarde para poder dar con la solución.
    Lo que más me ha llamado la atención es que el fabricante (Asus) tenga incluido en el soporte de esta máquina en especial una actualización del firmware UEFI que oculta la opción Secure Boot para que no puedas desactivarlo. Eso significa que las nuevas producciones de este mismo ordenador no traerán opción visible.
    Quisieron darle una aparente seguridad, pero más parece que han tomado la oportunidad y aprovechado para no dejar que otros sistemas operativos convivan.

  2. Jabba dijo:

    Hola Ariel, y ante todo gracias por comentar tu experiencia.

    Como bien dices tratan de "disfrazarlo", pero tal y como tu mismo has podido comprobar con tu nuevo equipo (lo de la actualización del firmware UEFI que comentas me ha dejado todavía más indignado de lo que ya estaba) lo único que se puede sacar en claro de todo esto es que Windows 8 fuerza una asociación con los fabricantes de hardware (ASUS en tu caso) para que el sistema de arranque de los ordenadores conceda el control total a Microsoft, generando un nuevo mecanismo de obstaculización injusta a la competencia, de forma que nos impide que, como usuarios, arranquemos en el ordenador ningún sistema operativo distinto al propio Windows 8.

    No sé cómo acabará todo esto, pero desde luego no pinta nada bien.

  3. progpl dijo:

    Hola hermano de español que gusto me da leer un buen articulo como este felicidadez, cuenten nuestros colegas españoles que desde venezuela estamos pendientes de esta accion legal les apollamos somos una unidad de combate encontra de las restricciones de "Microsoft" , un fuerte abrazo y todo nuetro respeto a ustedes compañeros.

  4. Jabba dijo:

    Muchas gracias progpl, sin duda es algo que nos acabará afectando a todos con independencia del país. Esperemos que la CE tome medidas al respecto. Habrá que estar al tanto de las noticias que lleguen sobre la resolución. Un abrazo

  5. Anónimo dijo:

    De risa, francamente, creo que este articulo es alarmista y un poco desinformado. Para empezar Linux, no es y nunca ha sido para usuarios promedio. Baste comentar que la simple instalación de los diversos exploradores en Linux requiere cierta experiencia. Y ni mencionar su programación la cual queda fuera no solo del usuario promedio sino del programador promedio.

    Mi sugerencia: Exijamos a los fabricantes de hardware la opción de comprar con Linux preinstalado, al fin y cabo, Secure Boot UEFI, no es una solución propuesta por Microsoft, sino una solución que los fabricantes de Hardware diseñaron para solucionar los problemas mas comunes al BIOS (Según ellos la BIOS esta obsoleta).

    Porque creo que es alarmista: En este momento ya existe mucho Hardware que funciona con software libre (la mayoria de los celulares, consolas de videojuegos, prácticamente todas o la mayoría de las Tabletas y ni mencionar las computadoras de bancos y la mayoría de los servidores). Así pues, Linux o mejor dicho el software libre no es el futuro o una alternativa, es el presente.

    Que opino de Windows: es como Mac, solo otra alternativa, que de forma casi imperceptible pero constante va desapareciendo. Para comprenderme solo hay que ver la consola de juegos de nVidia (Shield) impulsada en su totalidad con Android. Si tiene éxito, y de echo lo esta teniendo, pronto la mayoria de los Juegos se impulsaran con software libre.

Deja tu comentario:

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas de civismo serán eliminados sin previo aviso ni piedad.

Bajar inicio